BLOG


¡SONRÍE!

La risa, generalmente reconocida por distintos sonidos conocidos como balbuceos y apertura de los labios y boca, es una respuesta externa que nuestro organismo produce como respuesta a un estímulo específico.

La risa, suele ser un acto involuntario en todas las personas, considerada como una respuesta a situaciones de humor, con la que expresamos diversión, alegría, felicidad. Pero la risa no sólo se produce frente a momentos de humor, ya que según numerosos estudios (Robert Provine) la risa aparece también como una expresión frente a emociones producidas por determinados mensajes verbales; como respuesta a las cosquillas o también como respuesta a situaciones de estrés, sin embargo, también es considerada como la expresión del éxito, de conseguir lo que uno deseaba ( Charles R. Gruner, 1978).

Su mecanismo de funcionamiento se encuentra en la respiración, y lo que sucede es que se dan interrupciones de la exhalación (cuando se expulsa el aire) del aliento.

La razón de que se produzca la risa es la existencia de un estímulo, bien interno o externo; se trata de una determinada información que el ser humano capta y es procesada en distintas áreas del cerebro, específicamente en el sistema límbico, que es donde se procesan las emociones y posiblemente el responsable de aquello que llamamos risa, incluyendo las expresiones faciales y movimientos que controlan la ventilación y fonética.

El sistema límbico, también llamado cerebro medio, situado debajo de la corteza cerebral, tiene dos estructuras implicadas en este suceso, que son: la amígdala (emociones) y el hipocampo (memoria) que son las culpables de la exteriorización de las emociones, en este caso el acto motor llamado risa.

Lo que sucede con estas estructuras es que cuando recibimos un estímulo nuestra amígdala lo registra, y junto con nuestra memoria genética (hipocampo) lo evalúa  como placer o dolor, los relaciona con una emoción y los guarda para saber cómo responder inmediatamente en el futuro frente a ese estímulo.

Es importante decir que la risa actúa como mecanismo de defensa y es una liberación ante el estrés, situaciones de cierta tensión, con lo cual, es necesaria.

¿QUÉ EFECTOS PRODUCE EN NOSOTROS?/BENEFICIOS

La risa ha sido un elemento de interés en numerosos estudios que buscan interpretar los efectos y beneficios que ésta tiene, sobre todo en nuestra salud.

Se ha demostrado que cuando nos reímos de verdad, en nuestro cerebro se liberan endorfinas y dopamina relacionados con el bienestar psicológico. A su vez disminuye lo que se conoce como “hormona del estrés”;  provocan euforia y efectos tranquilizantes.

Respecto a nuestra salud, se ha concluido que reírse previene y disminuye la depresión, el estrés y la angustia. La risa nos hace sentir mejor, limpia y ventila los pulmones, mejora la oxigenación del cerebro y del cuerpo, regula el pulso cardíaco, relaja los músculos tensos, disminuye la presión arterial de la sangre, nos ayuda a quemar calorías, porque cuando nos reímos movemos unos 400 músculos de nuestro cuerpo.

La risa nos ayuda a establecer lazos afectivos con otras personas, potencia la creatividad, la imaginación, aumenta la autoestima y la confianza de uno mismo, nos ayuda a eliminar pensamientos y emociones negativos, alivia el insomnio.

La risa puede ser un perfecto aliado de nuestro día a día; han sido comprobados en varias ocasiones sus múltiples efectos, de los que se conocen muchos, pero al igual que en todo queda mucho por decir sobre este tema.

Lo que sí sabemos por el momento,  es que todos los efectos son positivos y beneficiosos; y el esfuerzo que conlleva es mínimo.

“La risa es un verdadero desintoxicante moral capaz de curar o por lo menos atenuar la mayoría de nuestros males. Y además, no hay ningún peligro si se supera la dosis.” Dr. Rubinstein


ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL INFORME PISA (2015) DE LA OECD

(6 diciembre, 2016)

Leer más

pisa-2015


 

Be the first to comment

Deja un comentario